19/12/11

Potser Nadal

Potser Nadal és que tothom es digui
a si mateix i en veu molt baixa el nom
de cada cosa, mastegant els mots
amb molta cura, per tal de percebre’n
tot el sabor, tota la consistència.

Potser és reposar els ulls en els objectes
quotidians, per descobrir amb sorpresa
que ni sabem com són de tant mirar-los.

Potser és un sentiment, una tendresa
que s’empara de tot; potser un somriure
inesperat en una cantonada.

I potser és tot això i, a més, la força
per reprendre el camí de cada dia
quan el misteri s’ha esvanit, i tot
torna a ser trist, i llunyà, i difícil.


                                                                        Miquel Martí i Pol


Quizás la Navidad

Quizás la Navidad es que todo el mundo se diga
a si mismo y en voz muy baja el nombre
de cada cosa, masticando las palabras
con mucho cuidado, para poder percibir
todo el sabor, toda su consistencia.

Quizás es fijar la mirada en los objetos
cotidianos, para descubrir con sorpresa
que ni sabemos como son de tanto mirarlos.

Quizás es un sentimiento, una ternura
que se ampara de todo, quizás una sonrisa
inesperada en una esquina.

Y quizás es todo esto y, además la fortaleza
para retomar el camino de cada día
cuando el misterio se ha desvanecido, y todo
vuelve a ser triste, y lejano, y dificil.

4/10/11

Las Moscas


                

Vosotras, las familiares,
inevitables golosas;
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.
 
  ¡Oh viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!
 
  ¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!
 
  Y en la aborrecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela
  —que todo es volar—, sonoras,
rebotando en los cristales
en los días otoñales...
 
Moscas de todas las horas,
  de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada;
  de siempre... Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado
  sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.
 
  Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.


Antonio Machado

26/3/11

MATRIX


Se han fundido los fusibles:
silencio, oscuridad.
Mi casa es una tumba…
la ciudad un cementerio.
La sangre ya no corre por los cables de cobre
y empieza la putrefacción de los cuerpos.

Un sabio enciende un quinqué de queroseno,
en medio de las tinieblas, donde deambulan
millones de zombis en busca  de un PC portátil.

Y yo que viví en el pasado…
me río en la noche sin farolas
como un renegado poseso.

Y enciendo una vela blanca,
con la llama azul de un mechero…
y el crepitar del pabilo…
fuego  amarillo, humo negro.

Y aparecen de golpe todas las estrellas
cuajando el cielo….

Sin  MATRIX: muertos vivientes…
¡Porque la vida está dentro!      


Francisco Jiménez


18/2/11

A MARGARITA DEBAYLE de Rubén Darío




Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento:

Esto era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita, como tú.

Una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
más lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: —«¿Qué te has hecho?
te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho
que encendido se te ve?».

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
—«Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad».

Y el rey clama: —«¿No te he dicho
que el azul no hay que cortar?.
¡Qué locura!, ¡Qué capricho!...
El Señor se va a enojar».

Y ella dice: —«No hubo intento;
yo me fui no sé por qué.
Por las olas por el viento
fui a la estrella y la corté».

Y el papá dice enojado:
—«Un castigo has de tener:
vuelve al cielo y lo robado
vas ahora a devolver».

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: —«En mis campiñas
esa rosa le ofrecí;
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí».

Viste el rey pompas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.
          * * *
Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.
Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.

Rubén Darío, 20 de marzo de 1908

Esta poesía me la leía mi hermano cuando era pequeña y no sé por qué hoy me he acordado de ella, y la he querido compartir con vosotros.

10/1/11

Todo vuelve a la normalidad

Después de  tantos días de fiesta la normalidad vuelve a mi vida.

El año se acabó con una mala noticia, la crisis económica también llegó a mi familia y mi marido se quedó en paro el día 9 de diciembre. Pero justo antes de Navidad ya tenia una entrevista de trabajo. Después de varias entrevistas con las fiestas por en medio, hoy le han llamado para decirle que si puede empezar mañana, por supuesto la respuesta ha sido sí.

Así que el año 2011 empieza bien, con cambios pero bien, ya que el trabajo es en otra provincia por lo que tendrá que desplazarse y es muy probable que tenga que estar fuera de casa de lunes a viernes. No es lo ideal pero estando las cosas como están nos podemos dar con un canto en los dientes.

Espero que el 2011 también os traigan cambios positivos para todos